La respuesta está en tu interior.

Hállala pero no la busques, abrázala pero no la toques, escúchala sin mirar.

En tu luz está tu respuesta. ¿Todavía no la ves?

¡¡Feliz camino!!